Empezar apostar

Las estrategias de apuestas son una buena forma de aprender cómo apostar en fútbol. Las mejores casas de apuestas, como Bet365, William Hill, Luckia y Sportium, ofrecen una enorme variedad de apuestas de fútbol. Combinando varias de estas apuestas podemos trazar una estrategia que nos permita cubrir muchos sucesos saliendo con ganancias en el balance final.

Una de las estrategias de apuestas más conocidas consiste en apostar en los partidos en los que preveamos una clara tendencia a que se marquen pocos goles, a que estos sumarán en total un número par, por ejemplo 1-1 o 2-0, y a la vez a los resultados 1-0 y 0-1. De esta forma no solo cubriremos todos los marcadores por debajo de los 2.5 goles con una buena cuota, sino que también cubriremos algunos marcadores más abultados que sean par, como el 3-1 o el 2-2.

Otra estrategia similar para nuestras apuestas de fútbol es apostar a que el resultado sumará un número par y a la vez a que se marcarán más de 2.5 goles. De esta forma cubrimos todos los resultados posibles salvo el 1-0 y el 0-1. Solo tendríamos que hacer una selección previa de aquellos partidos que apunten claramente a que se marcarán goles.

Para hacer estas estrategias de apuestas, los mercados que utilizaremos en William Hill, Sportium, Luckia y Bet365 serán los referidos a total de goles, resultado par o impar y marcador exacto.

Para saber cómo apostar en fútbol es recomendable seguir una serie de consejos a fin de evitar errores típicos de los apostantes principiantes. La regla básica de todo principiante debe ser el control del dinero que apostamos. Hay que poner límites al dinero que vamos a jugar en cada apuesta, así como el dinero que vamos a apostar cada día.

De esta manera evitaremos grandes pérdidas ligadas a una única apuesta o a un día malo. Jamás hay que apostarlo todo en una apuesta; las apuestas seguras no existen.

Un error muy habitual es querer recuperar una apuesta fallada realizando inmediatamente otra. Cada apuesta debe tener un análisis previo basado en información que respalde nuestro pronóstico. Fallar una apuesta es de lo más normal y no hay que dejarse llevar por los impulsos a la hora de apostar.

En este sentido, hay que desterrar todas las apuestas en las que exista una vinculación emocional con los equipos participantes. Apostar por tu equipo equivale a apostar más con el corazón que con la cabeza, cosa que no va a tener incidencia en el resultado del encuentro.

No es conveniente hacer muchas apuestas en un solo partido, o como se dice popularmente, poner todos los huevos en una misma cesta. A veces llevados por una idea muy clara de cómo va a ser un partido, realizamos en el mismo demasiadas apuestas que, de no darse el encuentro que esperamos, nos provocarían muchos fallos.

Para evitar este tipo de situaciones lo mejor es fijarse un máximo de apuestas por partido.

En definitiva, para que nuestras apuestas de fútbol salgan mayoritariamente ganadoras es necesario mantener la cabeza fría y gestionar bien nuestro dinero. Es aconsejable empezar apostando cantidades bajas en proporción a nuestro capital, a cuotas que oscilen entre los @1.80 y los @2.20, dejando las cuotas más bajas y altas para más adelante, cuando tengamos más experiencia a la hora de valorar un pronóstico y su cuota.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *